El petrel antillano en peligro de extinción

El petrel antillano (Pterodroma hasitata), también denominado petrel azulado, petrel gorrinegro y diablotín, es una especie de ave procelariforme de la familia Procellariidae. Se extiende por el Caribe hasta el cabo Hatteras sobre la corriente del Golfo en el Atlántico. Anida en Cuba (Sierra Maestra), República Dominicana (Sierra de Bahoruco), Haití (Macizo de la Selle), Dominica y Guadalupe. En Jamaica está extinta la Pterodroma caribea.

El petrel antillano mide unos 41 cm de largo y su envergadura de alas alcanza un metro. Dorsalmente es gris castaño oscuro excepto blanco en la frente, la nuca y en una banda ancha en la rabadilla y la base de la cola. Por abajo es blanco excepto en los bordes oscuros de las alas y el extremo de la cola. La mancha oscura de la coronilla cubre también el ojo. El pico es negro.

Anida de noviembre a marzo en oquedades y grietas de barrancos de montaña. La puesta es de un solo huevo.

La especie, antes común en las Antillas, ahora es mucho menos abundante. Es un visitante poco común, pero regular, del sudeste de los Estados Unidos, y un ocasional extremadamente raro de Europa occidental. Las causas de su disminución incluyen perdida de hábitat, introducción de predadores, y depredación humana directa.

Enviar comentario